"Como familia usuaria de Open Doors, podemos emitir un testimonio valioso desde la experiencia y por los resultados obtenidos por nuestro hijo. La experiencia como tal es enriquecedora no solo para nuestro hijo sino también para el núcleo familiar, pues entendimos que esto no es solo del colegio, los educadores y Open Doors, no, también la familia cumple el papel más importante. Los resultados de nuestro hijo académicamente hablando son muy positivos, pues fue Open Doors quien logró recuperar dos años de la vida de nuestro que él y nosotros los habíamos dado por perdidos, por causas ajenas a él, pues fueron circunstancias, más de índole laboral familiar que afectaron su vida y su calendario escolar.

Pablo tomó la decisión de validar los grados 10 y 11 y nosotros como familia lo apoyamos;  encontrando igualmente en Open Doors una gran institución, avalada por la Secretaría de Educación, con un trabajo profesional, sistemático, coordinado y sobre todo con una gran conexión con sus alumnos.

Hoy Pablo es un gran profesional en el campo gastronómico en el cual viene obteniendo mucho Reconocimiento.

No nos queda sino gratos recuerdos de Open Doors y agradecerles infinitamente por la gran ayuda que nos brindaron."

 

Un saludo especial,

 Sergio Arango Pardo.

 

 

 


 

"Por el transcurso de la historia de la humanidad, hemos comprendido que; no todos los niños aprenden igual y no todos los centros de aprendizaje y apoyo son iguales, pero como familia podemos decir: QUE EXISTEN MUY, MUY POCOS centros de aprendizaje como Open Doors.

Su coordinadora pedagógica, es una educadora por excelencia, entiende tanto el proceso psicológico como educativo de los estudiantes y en compañía de su gerente educativo y su equipo fieles pedagogos, se encargaron que el proceso de mi hijo fuera único. Preocupados siempre por su bienestar, fueron más que un centro de refuerzo y apoyo académico; Open Doors se convirtió en nueva  familia para mi hijo e igual para mí.

Solo tengo palabras de agradecimiento ya que en los muchos años que nos acompañaron siempre demostraron entrega, compromiso, y sobre todo respeto por mi hijo, él nunca fue un alumno más.

Gracias al acompañamiento y preparación que recibió en el ambiente cálido y a la vez exigente de Open Doors, mi hijo adquirió las suficientes herramientas para afrontar la vida universitaria y claro, todo esto desencadenó en un estado constante de felicidad, como en el que se encuentra hoy en la universidad.

 En Open Doors saben que todos los niños aprenden; solo que no todos lo hacen el mismo día o de la misma manera...."

 

 Claudia Botero.

 

 


 

“Cordial Saludo, 

Las instalaciones de Open Doors no las conozco aún, pero creo y no temo equivocarme, que ellas deben estar cargadas de armonía, paz y extrema felicidad. Me imagino que debe ser igual de especial como los servicios y atención que recibió mi hijo cuando estuvo en  las tutorías. 

Quedé muy satisfecha porque el objetivo se cumplió, gracias al apoyo y al acompañamiento  que  nos brindaron, tendré un recuerdo muy grato, pues marcó la vida de mi  hijo y también la nuestra como familia.

El esfuerzo que realicé no hubiese sido el mismo sí lo hubiese hecho sola, pero no, fue un gran esfuerzo, dado que lo hice en compañía de ustedes.

 

Mil gracias”

Mary Sol Alarcón Hernández

Texto