Sobre procesos de Aprendizaje

 

¿Cuál es la mejor edad para aprender un segundo idioma?

Aunque siempre se dice que el niño ‘aprende’ con más facilidad el idioma que un adulto, esto es parcialmente cierto. Ambos pueden aprender muy bien un segundo idioma. Cada edad tiene su ventaja.

El adulto aparentemente aprende menos rápido que el niño, no porque no tenga la capacidad cognitiva, sino porque ‘piensa’ mucho tratando de ‘evitar’ errores. El niño que se arriesga a cometer errores, que se concentra en el ‘disfrute’ de la actividad que realiza, que analiza menos, aprende más rápidamente. Ser niño es una actitud, más que una edad biológica. Disfrute como niño y logrará sus objetivos lingüísticos en un menor tiempo.

Al niño se le facilita la adquisición del lenguaje porque tiene mejor predisposición que el adulto: tiene más tiempo y menos preocupaciones que el adulto, analiza y compara menos, sus neuronas y sus músculos (lengua) son maleables por eso se logra ver grandes avances en la adquisición de vocabulario cotidiano, fluidez en la producción y comprensión del idioma.

El adulto puede adquirir con más rapidez el vocabulario porque tiene más estrategias de aprendizaje y más conocimiento del mundo (vivencias) que el niño. El factor que juega en contra del adulto, es su hábito de análisis; insiste en comparar el nuevo idioma con su idioma dominante para tratar de ‘comprenderlo’ mejor; realmente, esta práctica merma el ritmo de aprendizaje.

¿Es cierto que hablar ‘sin acento’ significa que se tiene buen dominio del inglés?

Existe la creencia errónea de que si una persona habla ‘sin acento’ tiene buen dominio del inglés. Esta apreciación es falsa desde su planteamiento. Toda persona tiene un acento que lo ubica dentro de una región del país o del mundo. Tómese el ejemplo del español, entre los acentos regionales de Colombia se habla del acento costeño, boyacense, pastuso o entre los países: español de argentina, de ecuador, Colombia, España, etc. En lingüística no podemos decir que un español es mejor que el otro, lo mismo ocurre en inglés. Lo que importa es que el lenguaje sea comprensible al interlocutor.

¿Cómo mide Open Doors el progreso en el aprendizaje del inglés de sus estudiantes?

Open Doors realiza una serie de evaluaciones informales en cada sesión de clase, y algunas evaluaciones formales en distintos periodos del proceso de aprendizaje. El progreso de cada estudiante se mide por los logros alcanzados. No calificamos por ‘perder’ o ‘pasar’. El estudiante es promovido, una vez haya cumplido con todos los logros correspondientes al nivel en curso.

¿Con qué periodicidad se mide el avance de los estudiantes?

Constantemente, a través de evaluaciones informales, que surgen de manera planeada o espontanea. Por ejemplo breves intercambios dentro del salón de clases (evaluación informal). Las evaluaciones formales ocurren periódicamente en el transcurso del curso cuando se culminan unidades de enseñanza. También, se realiza una evaluación final que evalúa la aplicación de los conceptos aprendidos y habilidades trabajadas.

¿Es necesario estudiar con un profesor para aprender inglés?

No. No lo es, pero sí ayuda mucho tener la orientación de una persona que tenga conocimiento de las estructuras del lenguaje y dominio de las cuatro habilidades del idioma.

Un profesor preparado en la enseñanza del idioma está capacitado para exponer al estudiante al lenguaje de una manera sistemática que facilite el progreso hacia unos objetivos específicos. A la vez, una buena orientación, plasmada en un plan de estudio bien estructurado, permite crear contextos y escenarios de aprendizaje que expone a, y exige en, el uso de distinto tipo de vocabulario, expresiones y estructuras más complejas.

Otro aspecto muy importante en el proceso de aprendizaje es la de recibir retro-alimentación apropiada para hacer las correcciones pertinentes; esto es crucial, particularmente en lo que se refiere a las habilidades productivas del idioma (conversación y escritura) ya que se evita reforzar errores y se avanza en el proceso de aprendizaje.

¿Cuánto tiempo me demoro aprendiendo inglés?

Existen varios factores que influyen en cuán rápido una persona aprende un idioma extranjero, siendo el más significativo la disciplina y la constancia. Sin embargo, hay parámetros generales que pueden dar una idea general de cuánto tiempo se puede mejorar el proceso. Es importante tener unos puntos claros: para determinar el tiempo de llegada, se debe identificar el punto de partida. Es decir, se debe identificar el nivel de inglés actual, determinar objetivos propuestos, y se hace un estimado de tiempo de llegada. Es importante recordar, que ese tiempo estipulado se basa en factores tales como ritmo personal de aprendizaje, disciplina en el estudio y constancia en persistir en los propósitos.

¿Cómo puedo ayudarme para acelerar mi ritmo de aprendizaje?

Siendo disciplinado. Siendo perseverante y constante en alcanzar tus objetivos. Organiza un horario donde te expongas al idioma diariamente.

end faq